Curva de crecimiento

Toggle: English / Spanish

Definición

Nombres alternativos

Tabla de peso y talla (estatura)

Información

Las curvas de crecimiento se emplean para comparar la estatura, el peso y el tamaño de la cabeza de su hijo frente a niños de la misma edad.

Las curvas de crecimiento pueden ayudarle tanto a usted como al médico a hacerle un seguimiento a su hijo a medida que éste crece. Estas curvas pueden suministrar una advertencia oportuna de que su hijo tiene un problema de salud.

Las curvas de crecimiento se desarrollaron a partir de información obtenida midiendo y pesando a miles de niños. A partir de estas cifras, se estableció el peso y la estatura promedio nacional para cada edad y sexo.

Las líneas o curvas en las tablas de crecimiento dicen cuántos otros niños en los Estados Unidos pesan una cierta cantidad a cierta edad. Por ejemplo, el peso en la línea del percentil 50 significa que la mitad de los niños en los Estados Unidos pesa más de esa cifra y que la mitad de ellos pesa menos.

QUÉ MIDEN LAS CURVAS DE CRECIMIENTO

El pediatra de su hijo medirá lo siguiente durante cada consulta del niño sano:

  • Peso (medido en las onzas y libras o gramos y kilogramos).
  • La estatura (medida mientras están acostados en niños menores de 3 y estando de pie en niños mayores de 3).
  • El perímetro cefálico: una medida del tamaño de cabeza que se toma envolviendo una cinta métrica alrededor de la parte posterior de la cabeza por encima de las cejas.

Comenzando a la edad de 2, se puede calcular el índice de masa corporal (IMC) de un niño. Se usan la estatura y el peso para calcular el IMC. Una medida del IMC puede calcular la grasa corporal de un niño.

Cada una de las medidas de su hijo se pone en la curva de crecimiento. Estas medidas se comparan luego con el rango estándar (normal) para niños del mismo sexo y edad. La misma tabla se usará a medida que su hijo vaya creciendo.

CÓMO ENTENDER UNA CURVA DE CRECIMIENTO

Muchos padres se preocupan si se dan cuenta que la estatura, el peso o el tamaño de la cabeza de su hijo es menor que los de la mayoría de los otros niños de la misma edad. A ellos les preocupa si su hijo se desempeñará bien en la escuela o podrá con los deportes.

Conocer unos cuantos datos importantes puede hacer que sea más fácil para los padres entender lo que significan las diferentes medidas:

  • Se pueden presentar errores en la medición; por ejemplo, si el bebé se contorsiona en la balanza.
  • Es posible que una medida no represente la globalidad. Por ejemplo, un niño pequeño puede bajar de peso después de un espisodio de diarrea, pero probablemente recobrará el peso después de que la enfermedad haya desaparecido.
  • Hay una amplia gama para lo que se considera "normal". Simplemente porque su hijo esté en el percentil 15 para peso (lo que significa que 85 de 100 niños pesan más), este número rara vez significa que su hijo esté enfermo, que usted no lo está alimentando lo suficiente o que su leche materna no sea suficiente para su bebé.
  • Las medidas de su hijo no predicen si él será alto, bajo, gordo o delgado como adulto.

Algunos cambios en la curva de crecimiento de su hijo pueden preocuparle a su médico más que otros:

  • Cuando una de las medidas de su hijo permanece por debajo del percentil 10 o por encima del percentil 90 para su edad.
  • Si la cabeza está creciendo muy lentamente o demasiado rápido cuando la medición se ha hecho durante un tiempo.
  • Cuando la medida de su hijo no permanece cerca de una línea en la tabla. Por ejemplo, a un médico le puede preocupar si un niño de 6 meses estaba en el percentil 75, pero luego pasó al percentil 25 a los 9 meses y cayó incluso más abajo a los 12 meses.

El crecimiento anormal en las curvas de crecimiento es sólo un signo de un posible problema. El médico determinará si es un problema de salud real o si el crecimiento de su hijo simplemente necesita vigilancia cuidadosa.

Referencias

Keane V. Assessment of growth. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th Ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 13. 

Version Info

  • Last reviewed on 1/27/2013
  • Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical Staff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (102)