Clamidia

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una infección causada por la bacteria Clamidia trachomatis y se transmite con mayor frecuencia por vía sexual.

Nombres alternativos

Causas

La infección por clamidia es la enfermedad de transmisión sexual más común en los Estados Unidos. Las personas sexualmente activas y aquellas que tienen múltiples compañeros sexuales son quienes están en mayor riesgo.

Síntomas

Hasta el 25% de los hombres con clamidia no presenta síntomas. En los hombres, la clamidia puede producir síntomas similares a la gonorrea. Los síntomas pueden abarcar:

  • Sensación de ardor al orinar
  • Secreción del pene o del recto
  • Dolor o sensibilidad testicular
  • Dolor o secreción rectal

Aproximadamente el 70% de las mujeres con clamidia no presenta síntomas. Los síntomas que pueden ocurrir en las mujeres abarcan:

Ver también: Clamidia en mujeres

Pruebas y exámenes

El diagnóstico de la infección por clamidia incluye muestras de

en hombres o secreciones cervicales en mujeres. En caso de que una persona tenga relaciones sexuales anales, pueden también requerirse muestras del recto. La muestra se envía para que le realicen una prueba de fluorescentes o monoclonales, una sonda de ADN o un cultivo celular. Algunas de estas pruebas también se pueden realizar en muestras de orina.

Tratamiento

El tratamiento habitual para la clamidia son los antibióticos, que incluyen tetraciclinas, azitromicina o eritromicina.

Usted puede contraer la clamidia con gonorrea o la sífilis, de manera que si tiene una infección de transmisión sexual, también le deben hacer exámenes para detectar otras infecciones de este tipo. Asimismo, todos los compañeros sexuales se deben someter a un examen para clamidia.

Los compañeros sexuales deben recibir tratamiento para prevenir la transmisión de la infección una y otra vez. No existe inmunidad significativa después de la infección y una persona puede resultar infectada en forma repetitiva.

Se puede realizar una evaluación de control en 4 semanas para determinar si la infección se ha curado.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento oportuno con antibióticos es muy efectivo y puede prevenir el desarrollo de complicaciones a largo plazo. Sin embargo, la falta de tratamiento de la infección puede llevar a complicaciones.

Posibles complicaciones

Las infecciones por clamidia en las mujeres pueden llevar a inflamación del cuello uterino. En los hombres, la infección por clamidia puede conducir a inflamación de la uretra llamada uretritis.

Una infección por clamidia sin tratamiento se puede propagar al útero o a las trompas de Falopio, causando salpingitis o enfermedad inflamatoria pélvica. Estas afecciones pueden provocar infertilidad y aumento del riesgo de embarazo ectópico.

Si una mujer se infecta con clamidia mientras está embarazada, dicha infección puede causar infección en el útero después del parto (endometritis posparto tardía). Además, el bebé puede desarrollar conjuntivitis relacionada con clamidia (infección ocular) y neumonía. Ver: neumonía clamidial.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene síntomas de clamidia.

Dado que muchas personas con clamidia pueden no presentar síntomas, los adultos sexualmente activos deben hacerse exámenes periódicos para esta infección.

Prevención

Todas las mujeres sexualmente activas hasta la edad de 25 años deben ser examinadas anualmente en busca de clamidia. Igualmente, todas las mujeres con parejas sexuales nuevas o múltiples parejas también deben ser examinadas.

Una relación sexual mutuamente monógama con una pareja que no esté infectada es una forma de evitar esta infección. El uso apropiado de los condones durante la relación sexual generalmente previene la infección.

Referencias

U.S. Preventive Services Task Force. Screening for chlamydial infection: U.S. Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2007;147:128-134.

Geisler WM. Diseases caused by chlamydiae. In: Goldman L, Shafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 326.

Centers for Disease Control and Prevention. Sexually Transmitted Diseases Treatment Guidelines. 2010 MMWR. 2010;59(RR-12):1-110.

Version Info

  • Last reviewed on 5/31/2012
  • Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (88)