Broncoscopia

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un examen para visualizar las vías aéreas y diagnosticar enfermedad pulmonar. Este examen se puede utilizar igualmente durante el tratamiento de algunas afecciones pulmonares.

Nombres alternativos

Broncoscopia con fibra óptica

Forma en que se realiza el examen

Un broncoscopio es un dispositivo utilizado para observar el interior de los pulmones y las vías respiratorias. Puede ser flexible o rígido. Casi siempre se emplea el broncoscopio flexible. Es un tubo de menos de media pulgada (1 cm) de diámetro y alrededor de dos pies (61 cm) de largo. En raras ocasiones, se utiliza un broncoscopio rígido.

El broncoscopio se pasa a través de la boca o la nariz, la tráquea y luego a los pulmones. Pasarlo por la nariz es una buena forma de examinar las vías respiratorias altas. Pasarlo a través de la boca le permite al médico utilizar un broncoscopio más grande.

  • Si se utiliza un broncoscopio flexible, usted probablemente estará despierto. Durante el procedimiento:
  • Usted probablemente reciba  (vía intravenosa) para ayudarlo a relajarse o puede estar dormido con , especialmente si se usa un broncoscopio rígido.
  • Se rocía un anestésico en la boca y la garganta. Si la broncoscopia se hace a través de la nariz, se coloca una jalea anestésica en una fosa.
  • Se introduce el broncoscopio suavemente. Al principio, le ocasionará tos, que desaparecerá a medida que la anestesia comience a hacer efecto. 
  • El médico puede introducir una solución salina a través de la sonda. Esto lava los pulmones y le permite al médico recoger muestras de células pulmonares, líquidos y otros materiales dentro de los alvéolos. Esta parte del procedimiento se denomina lavado.
  • Algunas veces, es posible introducir agujas, pinzas o cepillos diminutos a través del broncoscopio y usarlos para obtener muestras muy pequeñas de tejido (biopsias) de los pulmones. 
  • El médico también puede colocar un en la vía aérea u observar los pulmones con durante una broncoscopia.
Broncoscopia

Preparación para el examen

Siga las instrucciones sobre cómo prepararse para el examen. Probablemente le solicitarán:   

  • No comer ni beber nada durante 6 a 12 horas antes del examen. 
  • No tomar ibuprofeno, ácido acetilsalicílico (aspirin) ni otros fármacos anticoagulantes antes del procedimiento.
  • Hacer los arreglos pertinentes de transporte para llegar y salir del hospital.
  • Hacer los arreglos necesarios con relación al trabajo, el cuidado de los niños y otras obligaciones, ya que probablemente necesitará descansar al día siguiente. 

Lo que se siente durante el examen

La anestesia local se utiliza para relajar e insensibilizar los músculos de la garganta. Hasta que el anestésico comience a actuar, usted puede sentir que el líquido baja por detrás de la garganta y tiene necesidad de toser o hacer arcadas.

Una vez que la anestesia hace efecto, usted puede experimentar sensaciones de presión o tirón leve a medida que la sonda se desplaza a través de la tráquea. Aunque usted puede sentirse como si no pudiera respirar cuando la sonda está en la garganta, no hay riesgo de que esto suceda. Los medicamentos administrados para relajarlo le ayudarán con estos síntomas y a olvidar la mayor parte del procedimiento.

Cuando el efecto de la anestesia haya pasado, su garganta puede sentirse áspera durante algunos días. El reflejo de la tos retorna 1 o 2 horas después del examen y hasta entonces no se le permitirá comer ni beber.

Razones por las que se realiza el examen

Usted puede someterse a una broncoscopia para ayudarle al médico a diagnosticar problemas pulmonares. El médico podrá inspeccionar las vías respiratorias o tomar una muestra para biopsia.

Las razones frecuentes para llevar a cabo una broncoscopia de diagnóstico son:

  • Tumor pulmonar, cáncer pulmonar, ganglio linfático, atelectasia u otros cambios observados en una radiografía u otro examen imagenológico
  • Expectoración con sangre (hemoptisis)
  • Posible objeto extraño en la vía respiratoria
  • Tos que ha durado más de tres meses sin ninguna otra explicación
  • Infecciones en pulmones y bronquios que no se pueden diagnosticar de otra manera o que necesitan un cierto tipo de diagnóstico
  • Gas tóxico o químico inhalado
  • Para diagnosticar un rechazo a un pulmón después de un trasplante de dicho órgano

Usted también puede someterse a una broncoscopia para tratar un problema de las vías respiratorias o del pulmón, como:

  • Retirar líquido o tapones mucosos de las vías respiratorias
  • Extraer un objeto extraño de las vías respiratorias
  • Ensanchar (dilatar) una vía respiratoria que esté bloqueada o estrecha
  • Drenar un absceso
  • Tratar un cáncer usando muchas técnicas diferentes
  • Lavar una vía respiratoria (lavado terapéutico)

Valores normales

Se encuentran células y secreciones normales y no se observan sustancias extrañas ni obstrucciones.

Significado de los resultados anormales

 Con una broncoscopia, se pueden diagnosticar muchos trastornos, tales como:

Riesgos

Los principales riesgos de la broncoscopia son:

  • Sangrado en los sitios de las biopsias
  • Infección

También existe un pequeño riesgo de:

  • Arritmias
  • Dificultades respiratorias
  • Fiebre
  • Ataque cardíaco, en personas con cardiopatía existente 
  • Nivel bajo de oxígeno en la sangre
  • Neumotórax (atelectasia pulmonar)
  • Dolor de garganta

Los riesgos cuando se utiliza anestesia general abarcan:

  • Dolor muscular
  • Cambio en la presión arterial
  • Frecuencia cardíaca más lenta
  • Náuseas
  • Vómitos

Consideraciones

Riesgos

Referencias

Kraft M. Approach to the patient with respiratory disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 83.

Kupeli E, Karnac D, Mehta AC. Flexible bronchoscopy. In: Mason RJ, Broaddus VC, Martin TR, et al., eds. Textbook of Respiratory Medicine. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2010:chap 22.

Reynolds HY. Respiratory structure and function: mechanisms and testing. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 85.

Version Info

  • Last reviewed on 5/30/2013
  • Denis Hadjiliadis, MD, Assistant Professor of Medicine, Division of Pulmonary, Allergy and Critical Care, University of Pennsylvania, Philadelphia, PA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (9)