Bocio simple

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un agrandamiento de la glándula tiroides y no es cáncer.

Ver también: bocio nodular tóxico.

Nombres alternativos

Bocio

Causas

Hay diversas clases de bocios.

  • Un bocio simple puede darse por una razón desconocida o cuando la glándula tiroides es incapaz de producir suficiente cantidad de la hormona tiroidea para satisfacer las necesidades corporales: la glándula tiroides se agranda para compensar esto.
  • El bocio nodular tóxico implica un agrandamiento de la tiroides con una masa o con masas pequeñas y redondas llamadas nódulos. Estos nódulos producen demasiada hormona tiroidea.

El yodo se necesita para producir hormona tiroidea:

  • Los bocios simples pueden presentarse en personas que viven en áreas con suelos pobres en yodo. Es posible que las personas de estas áreas no obtengan yodo suficiente en su alimentación.
  • El uso de la sal de cocina yodada en los Estados Unidos actualmente previene la falta de yodo en la alimentación.

En la mayoría de los casos de bocio simple se desconoce la causa. A veces ciertos medicamentos, como el litio o la aminoglutetimida, causan bocio simple.

Los bocios simples son más comunes en: 

  • Cualquier persona de más de 40 años de edad
  • Personas con antecedentes familiares de bocio
  • Mujeres

Síntomas

El síntoma principal es la inflamación de la glándula tiroides. El tamaño de la glándula puede variar entre un solo nódulo pequeño hasta una tumoración grande en el cuello.

Algunas personas con bocio simple pueden tener síntomas de glándula tiroides hipoactiva.

En raras ocasiones, la tiroides inflamada puede ejercer presión sobre la tráquea y el esófago, lo cual puede llevar a:

Pruebas y exámenes

El médico palpará el cuello mientras usted traga y sentirá una hinchazón en el área.

Con bocios muy grandes, puede haber hinchazón en la vena del cuello, y puede que usted se sienta mareado cuando levanta los brazos sobre la cabeza.

Le pueden hacer los siguientes exámenes de sangre para medir la actividad tiroidea:

  • Tiroxina (T4) libre
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH)

Los exámenes para buscar áreas anormales y posiblemente cancerosas en la glándula tiroides abarcan:

Si se encuentran nódulos en una ecografía, se debe hacer una biopsia para verificar si hay cáncer de tiroides.

Tratamiento

El bocio sólo es necesario tratarlo si está causando síntomas.

Los tratamientos para un agrandamiento de la tiroides abarcan:

  • Tratamiento con suplementos de hormona tiroidea en pastillas si el bocio se debe a una tiroides hipoactiva.
  • Dosis pequeñas de solución de yodo de Lugol o de yoduro de potasio si el bocio se debe a una falta de yodo.
  • Yodo radiactivo para encoger la glándula, especialmente si la tiroides está produciendo demasiada hormona tiroidea.
  • Cirugía (tiroidectomía) para extirpar toda la glándula o parte de ella.

Grupos de apoyo

Pronóstico

Un bocio simple puede desaparecer espontáneamente o se puede agrandar. Con el tiempo, la destrucción de la tiroides puede hacer que la glándula deje de producir suficiente hormona tiroidea, una afección que se denomina hipotiroidismo.

Con menos frecuencia, un bocio puede volverse

y producir hormona tiroidea por sí solo. Esto puede ocasionar niveles altos de esta hormona, una afección que se denomina .

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si experimenta cualquier hinchazón en la parte frontal del cuello o cualquier otro síntoma de bocio.

Prevención

El uso de la sal de cocina yodada previene la mayoría de los bocios simples.

Referencias

Kim M, Ladenson P. Thyroid. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman’s Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2011:chap 233.

Schlumberger MJ, Filetti S, Hay ID. Nontoxic diffuse and nodular goiter and thyroid neoplasia. In: Melmed S, Polonsky KS, et al., eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2011:chap 14.

Version Info

  • Last reviewed on 5/28/2013
  • Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (25)