Ascitis

Toggle: English / Spanish

Definición

Es la acumulación de líquido en el espacio que existe entre el revestimiento del abdomen y los órganos abdominales.

Nombres alternativos

Ascitis por hipertensión portal

Causas

La ascitis resulta de la presión alta en los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal) y niveles bajos de una proteína llamada albúmina.

Las enfermedades que pueden causar

pueden llevar a que se presente ascitis. Esto incluye infección prolongada con y el durante muchos años.

Las personas con ciertos cánceres en el abdomen pueden contraer ascitis, por ejemplo: cáncer de colon, de ovario, del útero, del páncreas y del hígado.

Otras afecciones que pueden causar este problema abarcan:

La diálisis renal también puede estar asociada con ascitis.

Síntomas

Los síntomas pueden manifestarse lentamente o de repente dependiendo de la causa de la ascitis. Es posible que no se presenten síntomas si sólo hay una pequeña cantidad de líquido en el abdomen.

A medida que se acumula más líquido, se puede presentar dolor abdominal y distensión. Las cantidades grandes de líquido pueden causar dificultad para respirar.

Muchos otros síntomas de insuficiencia hepática también pueden estar presentes.

Pruebas y exámenes

El médico hará un examen físico para determinar la magnitud de la hinchazón en el abdomen.

También le pueden hacer los siguientes exámenes para evaluar el hígado y los riñones:

  • Recolección de orina en 24 horas
  • Niveles de electrólitos
  • Pruebas de la función renal
  • Pruebas de la función hepática
  • Exámenes para medir el riesgo de sangrado y niveles de proteína en la sangre
  • Análisis de orina
  • Ecografía abdominal  

El médico también puede usar una aguja delgada para extraer líquido de la ascitis del abdomen. El líquido se analiza para buscar la causa de la ascitis.

Tratamiento

Se tratará la afección que causa la ascitis, si es posible.

Los tratamientos para la acumulación de líquido pueden incluir cambios en el estilo de vida:

  • Evitar el alcohol
  • Bajar la sal en la dieta (no más de 1,500 mg/día de sodio)
  • Reducir la ingesta de líquidos
  • Diuréticos para eliminar el exceso de líquido
  • Antibióticos para las infecciones
  • Inserción de un tubo en el estómago para eliminar grandes volúmenes de líquido (llamado paracentesis)
  • Colocación de un  tubo especial o derivación dentro del abdomen (TIPS) para reparar el flujo de sangre hacia el hígado
trasplante de hígado

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Posibles complicaciones

  • Peritonitis bacteriana espontánea (una infección del líquido ascítico potencialmente mortal)
  • Síndrome hepatorrenal (insuficiencia renal)
  • Pérdida de peso y desnutrición en cuanto a proteínas
  • Confusión mental, cambio en el nivel de lucidez mental o coma (encefalopatía hepática)
  • Otras complicaciones de cirrosis hepática

Cuándo contactar a un profesional médico

Si tiene ascitis, llame al médico de inmediato si presenta: 

  • Fiebre de más de 100.5º F (38º C) o una fiebre que no desaparece
  • Dolor abdominal
  • Sangre en las heces o heces negras y alquitranadas
  • Sangre en el vómito
  • Hematomas o sangrado que se produce más fácilmente
  • Acumulación de líquido en el abdomen
  • Hinchazón de las piernas o los tobillos
  • Problemas respiratorios
  • Confusión o problemas para permanecer despierto
  • Color amarillo en la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia)

Prevención

Referencias

Runyon BA. Ascites and spontaneous bacterial peritonitis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger & Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2010:chap 91.

Runyon BA; AASLD Practice Guidelines Committee. Management of adult patients with ascites due to cirrhosis: Update 2012. American Association for the Study of Liver Diseases. 2013.

Mehta G, Rothstein KD. Health maintenance issues in cirrhosis. Med Clin North Am. 2009;93:901-915.

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 156.

Version Info

  • Last reviewed on 10/13/2013
  • George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (27)