Angina estable

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una molestia o dolor torácico que generalmente ocurre con actividad o estrés. La angina es una molestia en el tórax debido a mala circulación a través de los vasos sanguíneos del corazón.

Ver también: angina inestable.

Nombres alternativos

Angina crónica; Angina pectoral

Causas

El músculo cardíaco trabaja todo el tiempo, de manera que necesita un suministro continuo de oxígeno. Este oxígeno es suministrado por las arterias coronarias, las cuales transportan sangre.

Cuando el músculo cardíaco tiene que trabajar más intensamente, necesita más oxígeno. Los síntomas de angina ocurren cuando las arterias coronarias se estrechan o se bloquean por endurecimiento (ateroesclerosis) o por un coágulo de sangre.

La causa más común de angina es la cardiopatía coronaria (CHD, por sus siglas en inglés). Angina pectoral es el término médico para este tipo de dolor torácico.

La angina estable es menos seria que la inestable, pero puede ser muy dolorosa o molesta.

Hay muchos factores de riesgo para la cardiopatía coronaria, algunos de los cuales son:

Cualquier cosa que requiera que el músculo cardíaco necesite más oxígeno puede ocasionar un ataque de angina en alguien con cardiopatía. Por ejemplo:

  • Clima frío
  • Ejercicio
  • Estrés emocional
  • Comidas abundantes

Otras causas de angina abarcan:

Síntomas

Los síntomas de la angina estable casi siempre son predecibles. Esto significa que la misma cantidad de ejercicio o actividad puede hacer que se presente la angina. Su angina debe mejorar o desaparecer cuando usted suspende o disminuye el ejercicio.

El síntoma más común es el dolor torácico que ocurre detrás del esternón o ligeramente hacia la izquierda. El dolor de la angina estable por lo regular comienza de manera lenta y empeora en los siguientes minutos antes de desaparecer.

El dolor se puede sentir como rigidez, opresión, dolor opresivo o constrictivo y puede irradiarse a:

  • El brazo (por lo regular el izquierdo)
  • La espalda
  • La mandíbula
  • El cuello
  • El hombro

Algunas personas dicen que el dolor se siente como indigestión o gases.

Algunos pacientes (mujeres, adultos mayores y diabéticos) pueden tener diferentes síntomas, tales como:

  • Dolor de espalda, brazo o cuello
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad

El dolor de la angina estable normalmente:

  • Ocurre después de actividad o estrés.
  • Dura en promedio de 1 a 15 minutos.
  • Se alivia con descanso o con un medicamento llamado nitroglicerina.

Los ataques de angina pueden ocurrir en cualquier momento durante el día, pero un alto número ocurre entre las 6 de la mañana y el mediodía.

Otros síntomas de angina abarcan:

  • Una sensación de indigestión o acidez gástrica
  • Vértigo o mareo
  • Náuseas, vómitos y sudoración
  • Dificultad para respirar
  • Cansancio inexplicable después de actividad (más común en mujeres)

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería lo examinarán y medirán su presión arterial. Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

Tratamiento

Las opciones para el tratamiento de la angina incluyen cambios en el estilo de vida, medicamentos y procedimientos como la angioplastia coronaria o la colocación de endoprótesis vascular (stent) y la cirugía de revascularización cardíaca.

Usted y su médico deben ponerse de acuerdo en un plan para tratar su angina diariamente, lo cual debe abarcar:

  • Qué medicamentos debe tomar para prevenir la angina
  • Qué actividades está bien hacer y cuáles no
  • Qué medicamentos debe tomar cuando tenga la angina
  • Cuáles son los signos de que su angina está empeorando
  • Cuándo debe llamar al médico o al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos)

MEDICAMENTOS

Le pueden solicitar que tome uno o más medicamentos para tratar la presión arterial, la diabetes o los niveles de colesterol altos. Siga las instrucciones del médico al pie de letra para ayudar a prevenir el empeoramiento de la angina.

Las píldoras o el aerosol de nitroglicerina pueden usarse para detener el dolor torácico.

Tomar ácido acetilsalicílico (aspirin) y clopidogrel (Plavix) o prasugrel (Effient) ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre en las arterias y reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Pregúntele al médico si usted debe tomar estos medicamentos.

El médico puede darle uno o más medicamentos para ayudar a prevenir la angina.

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) para bajar la presión arterial y proteger el corazón
  • Betabloqueadores para reducir la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el uso de oxígeno por parte del corazón
  • Bloqueadores de los canales del calcio para relajar las arterias, bajar la presión arterial y reducir la tensión sobre el corazón
  • Nitratos para ayudar a prevenir la angina
  • Ranolazina (Ranexa) para tratar la angina crónica

NUNCA SUSPENDA NINGUNO DE ESTOS FÁRMACOS POR SU CUENTA. Siempre hable primero con el médico. Dejar de tomar estos fármacos repentinamente puede hacer que su angina empeore o puede causar un ataque cardíaco. Esto es especialmente así en el caso de los fármacos anticoagulantes (ácido acetilsalicílico, clopidogrel y prasugrel).

El médico puede recomendarle un programa de rehabilitación cardíaca para ayudar a mejorar el estado del corazón.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Algunas personas se tratarán con medicamentos y no necesitarán cirugía para tratar un bloqueo o estrechamiento. Otras necesitarán un procedimiento para abrir los vasos sanguíneos bloqueados o estrechos que suministran sangre al corazón.

Grupos de apoyo

Pronóstico

Los síntomas de la angina estable se alivian frecuentemente con medicamentos.

Cuándo contactar a un profesional médico

Busque atención médica si presenta presión o un dolor en el pecho nuevo o inexplicable. Si ha tenido angina antes, llame al médico.

Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si su dolor de angina:

  • No desaparece después de 15 minutos.
  • No desaparece después de tres dosis de nitroglicerina.
  • Está empeorando.
  • Retorna después de que la nitroglicerina lo aliviaba al principio.

Llame al médico si:

  • Está teniendo síntomas de angina con más frecuencia.
  • Está experimentando angina cuando está sentado (angina de reposo).
  • Se está sintiendo cansado con más frecuencia.
  • Está sintiendo desmayos o mareos.
  • Su corazón está palpitando muy lentamente (menos de 60 latidos por minuto) o muy rápidamente (más de 120 latidos por minuto), o no es constante.
  • Está teniendo problemas para tomar sus medicamentos para el corazón.
  • Tiene cualquier otro síntoma inusual.

Busque ayuda médica inmediata si una persona con angina pierde el conocimiento.

Prevención

Un factor de riesgo es algo respecto a usted que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o tener un problema de salud determinado. 

Algunos factores de riesgo para las enfermedades del corazón no se pueden cambiar, pero otros sí. El hecho de cambiar los factores de riesgo que usted puede controlar lo ayudará a tener una vida más larga y saludable.

Referencias

Fraker TD Jr, Fihn SD, Gibbons RJ, Daley J et al. 2007 chronic angina focused update of the ACC/AHA 2002 Guidelines for the management of patients with chronic stable angina: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines Writing Group to develop the focused update of the 2002 Guidelines for the management of patients with chronic stable angina. Circulation. 2007;116:2762-2772.

Boden WE. Angina pectoris and stable ischemic heart disease.In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA:Saunders Elsevier; 2011:chap 71.

Morrow DA, Boden WE. Stable ischemic heart disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 57.

Mosca L, Benjamin EJ, Berra K, Bezanson JL, Dolor RJ, Lloyd-Jones DM, et al. Effectiveness-based guidelines for the prevention of cardiovascular disease in women -- 2011 update: A guideline from the AmericanHeart Association. J Am Coll Cardiol. 2011; 57:1404-1423.

Version Info

  • Last Reviewed on 06/22/2012
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Michael A. Chen, MD, PhD, Assistant Professor of Medicine, Division of Cardiology, Harborview Medical Center, University of Washington Medical School, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: September 18, 2013

         
Average rating (7)