Sobredosis de metanfetaminas

Toggle: English / Spanish

Definición

La metanfetamina es una droga estimulante. Una forma fuerte de la droga se vende ilegalmente en las calles. Un forma mucho más suave de ésta se consigue con receta para el tratamiento de la narcolepsia.

Este artículo se concentra en la droga ilegal. Por lo regular es un polvo blanco de apariencia cristalina, llamado "metanfetamina cristalina". Puede inhalarse por la nariz, fumarse, deglutirse o disolverse e inyectarse en una vena.

Una sobredosis de metanfetaminas puede ser aguda (repentina) o crónica (prolongada).

  • Una sobredosis aguda de metanfetaminas ocurre cuando alguien accidental o intencionalmente toma esta droga y tiene efectos secundarios, lo cual puede ser mortal.
  • Una sobredosis crónica de metanfetaminas se refiere a los efectos para la salud que se ven en alguien que consume la droga con regularidad.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. Si usted tiene una exposición, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center), a la línea 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Intoxicación con anfetaminas; Intoxicación con estimulantes; Sobredosis de estimulantes; Sobredosis de metanfetaminas; Sobredosis de crank; Sobredosis de metanfetamina cristalina; Sobredosis de anfetaminas (speed); Sobredosis de ice

Elemento tóxico

Metanfetamina

Dónde se encuentra

La metanfetamina es una droga común pero ilegal que se vende en las calles. Se puede denominar crank, speed (anfetamina), metanfetamina cristalina y ice.

Una forma mucho más suave de metanfetaminas se vende con receta bajo el nombre comercial Desoxin y se utiliza para el tratamiento de la narcolepsia. Sin embargo, no se usa con frecuencia.

Síntomas

La metanfetamina con mayor frecuencia provoca una sensación general de bienestar (euforia) que por lo regular se denomina "un arrebato o fogonazo." Otros síntomas son aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la presión arterial y dilatación de las pupilas.

Si usted toma una gran cantidad de la droga, probablemente experimentará efectos secundarios más peligrosos, como:

  • Agitación
  • Dolor torácico
  • Ataque cardíaco
  • Paro cardíaco (en casos extremos)
  • Coma (en casos extremos)
  • Disnea
  • Daño al riñón y posiblemente insuficiencia renal
  • Paranoia
  • Convulsiones
  • Fuerte dolor de estómago
  • Accidente cerebrovascular

El uso prolongado de metanfetaminas puede llevar a problemas psicológicos considerables, como:

  • Incapacidad grave para dormir (insomnio)
  • Altibajos mayores en el estado anímico
  • Comportamiento delirante
  • Paranoia extrema

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Infecciones repetitivas
  • Perder dientes o tener dientes podridos (llamado "boca de metanfetaminas")
  • Ataque cardíaco
  • Grave pérdida de peso
  • Ulceras cutáneas (forúnculos)
  • Accidente cerebrovascular

Tratamiento en el hogar

Si usted cree que alguien ha tomado metanfetaminas y está experimentando síntomas graves, consígale inmediatamente ayuda médica. Tome precauciones extremas alrededor de la persona, sobre todo si parece estar sumamente excitada o paranoica.

Si la persona está teniendo una convulsión, sosténgale suavemente la parte posterior de la cabeza para prevenir una lesión. De ser posible, gírele la cabeza hacia el lado en caso de que vomite. NO intente detener el temblor de los brazos y las piernas.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Determine la siguiente información:

  • Edad y peso aproximado del paciente
  • ¿Cuánta droga tomó?
  • ¿Cómo se tomó la droga? (por ejemplo, ¿la fumó o la inhaló?)
  • ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que la persona tomó la droga?

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología (National Poison Control Center) (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El médico medirá y vigilará los signos vitales del paciente, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada. El paciente puede recibir:

  • Líquidos por vía intravenosa.
  • Medicamentos para calmarlos y lograr que la frecuencia cardíaca y la presión arterial vuelvan a la normalidad.
  • Exámenes de sangre y orina.
  • Electrocardiografía (ECG) para verificar si hay daño al corazón.
  • Carbón activado y un laxante si el fármaco se tomó por vía oral.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico del paciente depende de la cantidad de fármaco que haya tomado y de la rapidez con que haya recibido tratamiento. Cuánto más rápido el paciente reciba ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

La psicosis y la paranoia pueden durar hasta 1 año a pesar del tratamiento médico agresivo. La pérdida de la memoria y la dificultad para dormir pueden ser permanentes. Los cambios en la piel y la pérdida de los dientes son permanentes, a menos que la persona se someta a una cirugía estética para corregir los problemas.

Una sobredosis sumamente alta puede causar la muerte.

Referencias

Goldfrank LR, Flomenbaum NE, Lewin NA, et al, eds. Goldfrank's Toxicologic Emergencies. 8th ed. New York, NY: McGraw Hill; 2006.

Version Info

  • Last Reviewed on 03/28/2011
  • Eric Perez, MD, Department of Emergency Medicine, St. Luke's-Roosevelt Hospital Center, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (0)