Síndrome del ojo seco

Toggle: English / Spanish

Definición

Las lágrimas son necesarias para lubricar los ojos y para la eliminación de partículas y cuerpos extraños. Una película lagrimal sana en el ojo es necesaria para una buena visión.

Los ojos secos se desarrollan cuando el ojo es incapaz de mantener una capa saludable de lágrimas

Nombres alternativos

Queratoconjuntivitis seca; Queratitis seca; Xeroftalmia

Causas

El ojo seco generalmente se presenta en personas que por lo demás tienen buena salud. Se vuelve más común con la edad. Esto puede ocurrir debido a cambios hormonales que hacen que los ojos produzcan menos lágrimas.

Otras causas comunes de resequedad en los ojos abarcan: 

  • Ambiente o sitio de trabajo seco (con viento, aire acondicionado)
  • Exposición al sol
  • Tabaquismo o ser fumador pasivo
  • Medicamentos para el resfriado o las alergias
El ojo seco también puede ser causado por: 

Síntomas

Los síntomas pueden abarcar: 

  • Visión borrosa
  • Ardor, picazón o enrojecimiento en el ojo
  • Sensación arenosa o abrasiva en los ojos
  • Sensibilidad a la luz

Pruebas y exámenes

Los exámenes pueden abarcar: 

  • Medición de la agudeza visual
  • Examen con lámpara de hendidura
  • Tinción de diagnóstico de la córnea y la película lagrimal
  • Medición del tiempo de ruptura de la película lagrimal (TRL)
  • Medición de la tasa de producción de lágrimas (prueba de Schirmer)
  • Medición de la concentración de las lágrimas (osmolalidad)

Tratamiento

El primer paso en el tratamiento son las lágrimas artificiales, las cuales vienen ya sea con conservantes (botella de tapa rosca) y sin conservantes (frasco de un solo giro). Las lágrimas con conservantes son más adecuadas en botella, pero algunas personas son sensibles a los conservantes. Hay muchas marcas disponibles sin receta médica.

Comience a usar las gotas por lo menos de 2 a 4 veces al día. Si sus síntomas no mejoran después de un par de semanas de uso regular: 

  • Aumente el uso (a cada 2 horas)
  • Ensaye con una marca diferente
  • Hable con el médico si no puede encontrar una marca que le funcione
Otros tratamientos médicos pueden abarcar: 
  • Aceite de pescado de 2 a 3 veces al día
  • Anteojos, gafas de protección o lentes de contacto que conserven la humedad en los ojos
  • Medicamentos como Restasis, corticosteroides tópicos y tetraciclina y doxiciclina orales
  • Diminutos tapones puestos en los conductos de drenaje lagrimal para que la humedad permanezca en la superficie del ojo durante más tiempo
Otras medidas útiles son: 
  • No fume y evite recibir el humo indirecto, el viento directo y el aire acondicionado.
  • Utilice un humidificador, especialmente en el invierno.
  • Reduzca los medicamentos para la alergia y el resfriado que lo pueden resecar y empeorar sus síntomas.
  • Parpadee a propósito más a menudo. Descanse la vista de vez en cuando. 
  • Limpie regularmente las pestañas y aplique compresas calientes.

Algunos síntomas del ojo seco se deben al hecho de dormir con los ojos ligeramente abiertos. Los ungüentos lubricantes son muy eficaces para este problema. Usted los debe utilizar sólo en pequeñas cantidades, ya que pueden distorsionar la visión. Lo mejor es utilizarlos antes de dormir.

La cirugía puede servir si los síntomas se deben a que los párpados están en una posición anormal. 

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas con este síndrome del ojo seco presentan sólo molestia, pero no pérdida de la visión. 

Posibles complicaciones

En casos graves, la cubierta transparente del ojo (córnea) puede resultar dañada o infectada.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame inmediatamente al médico si: 

  • Tiene dolor o resecamiento en los ojos.
  • Presenta descamación, secreción o una llaga en el ojo o el párpado.
  • Ha tenido una lesión en el ojo o si tiene un ojo que protruye o un párpado caído.
  • Tiene dolor, inflamación o rigidez articular y resequedad en la boca, junto con síntomas de ojo seco.
  • Sus ojos no mejoran con los cuidados personales al cabo de unos días. 

Prevención

Manténgase alejado de los ambientes secos y de las cosas que irriten los ojos para ayudar a prevenir los síntomas.

Referencias

Lemp MA, Foulhs GN. The Diagnosis and Management of Dry Eye Disease. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 2012 ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2012:vol 4; chap 14.

Peters E, Colby K. The Tear Film. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Foundations of Clinical Ophthalmology. 2012 ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2012:vol 2; chap 3.



 

Version Info

  • Last Reviewed on 11/20/2012
  • Franklin W. Lusby, MD, Ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, California. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (7)