Síndrome de Cushing ectópico

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una forma de

en la cual un por fuera de la hipófisis o de las produce una hormona llamada corticotropina (ACTH, por sus siglas en inglés).

Otras formas del síndrome de Cushing abarcan:

Nombres alternativos

Síndrome ectópico de Cushing; Síndrome ectópico de ACTH

Causas

El síndrome de Cushing es un trastorno que ocurre cuando el cuerpo tiene un nivel de hormona cortisol más alto de lo normal. Esta hormona se produce en las glándulas suprarrenales. El exceso de cortisol puede deberse a varios problemas. Uno de tales problemas se denomina enfermedad de Cushing. Ocurre cuando la hipófisis produce demasiada hormona corticotropina (ACTH). La ACTH luego le envía señales a las glándulas suprarrenales para que produzcan demasiado cortisol.

El síndrome de Cushing ectópico, por otro lado, se presenta cuando la ACTH es producida en otra parte diferente a la hipófisis. Ectópico significa que ocurre en un lugar anormal.

El síndrome de Cushing ectópico es causado por tumores que secretan corticotropina (ACTH). Los tumores que pueden, en casos raros, secretar corticotropina abarcan:

Síntomas

El síndrome de Cushing ectópico tiende a tener menos síntomas que el síndrome de Cushing clásico. La mayoría de las personas con síndrome de Cushing presentan:

  • Cara redonda, roja y llena (cara de luna llena)
  • Tasa de crecimiento lenta en los niños
  • Aumento de peso con acumulación de grasa en el tronco, pero pérdida de grasa en brazos, piernas y glúteos (obesidad central)

Cambios en la piel que se ven con frecuencia:

  • Infecciones de la piel
  • Marcas purpúreas (1/2 pulgada o más de anchas) llamadas estrías en la piel del abdomen, los muslos y las mamas
  • Piel delgada con propensión a la formación de hematomas

Los cambios en los músculos y los huesos abarcan:

  • Dolor de espalda, que ocurre con las actividades rutinarias
  • Dolor o sensibilidad en los huesos
  • Acumulación de grasa entre los hombros y por encima de la clavícula
  • Fracturas en las costillas y la columna vertebral debido al adelgazamiento de los huesos
  • Músculos débiles, especialmente de las caderas y los hombros

Las mujeres pueden tener:

  • Crecimiento excesivo de vello en la cara, el cuello, el pecho, el abdomen y los muslos
  • El ciclo menstrual se vuelve irregular o cesa

Los hombres pueden tener:

  • Disminución o ausencia del deseo sexual
  • Impotencia

Otros síntomas que pueden ocurrir abarcan:

Pruebas y exámenes

El médico realizará un examen físico y preguntará acerca de sus síntomas.

Los exámenes que se pueden llevar a cabo abarcan:

Tratamiento

El mejor tratamiento para el síndrome de Cushing ectópico es la cirugía para extirpar el tumor, la cual generalmente es posible cuando éste no es canceroso (benigno).

En algunos casos, el tumor es canceroso y se disemina a otras áreas del cuerpo antes de que el médico pueda descubrir el problema con la producción de cortisol. La cirugía puede no ser posible en estos casos, pero el médico puede recetar fármacos para bloquear la producción de cortisol.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

La cirugía para extirpar el tumor puede conducir a la recuperación total, pero hay una probabilidad de que el tumor regrese.

Posibles complicaciones

El tumor se puede diseminar o retornar después de la cirugía. El nivel alto de cortisol puede continuar.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si presenta síntomas del síndrome de Cushing.

Prevención

El tratamiento oportuno de los tumores puede reducir el riesgo de desarrollar este síndrome en algunos pacientes. Sin embargo, en muchos casos esto no se puede prevenir.

Referencias

McGee S. Cushing syndrome. In: Evidence-Based Physical Diagnosis. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders. 2012:chap 13.

Stewart PM, Krone NP. The adrenal cortex. In: Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, Kronenberg HM, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 15.

Susmeeta TS, Nieman LK. Cushing's syndrome: all variants, detection, and treatment. Endocrinol Metab Clin N Am. 2011;40:379-391.

Version Info

  • Last reviewed on 11/7/2013
  • Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 5, 2014

         
Average rating (2)