Queratosis actínica

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una pequeña área elevada y áspera que se encuentra en partes de la piel que han estado expuestas al sol durante por mucho tiempo.

Algunas queratosis actínicas pueden transformarse en un tipo de cáncer de piel.

Nombres alternativos

Queratosis solar; Cambios queratósicos en la piel inducidos por el sol; Queratosis actínica solar

Causas

La queratosis actínica es causada por la exposición a la luz solar.

Usted es más propenso a desarrollar esto si: 

  • Tiene piel clara, ojos azules o verdes o cabello rojo o rubio.
  • Se sometió a un trasplante de riñón o de otro órgano.
  • Toma medicamentos que inhiben el sistema inmunitario.
  • Pasa mucho tiempo cada día al sol (por ejemplo, si trabaja al aire libre).
  • Tuvo quemaduras solares graves y múltiples a comienzos de la vida.
  • Es una persona mayor.

Síntomas

Las queratosis actínicas generalmente se encuentran en la cara, el cuero cabelludo, el dorso de las manos, el pecho o lugares que a menudo están expuestos al sol.

  • Los cambios en la piel comienzan como áreas planas y escamosas. Con frecuencia, tienen una "escama" amarilla o blanca en la parte superior.
  • Los tumores pueden ser de color gris, rosado, rojo o del mismo color de la piel. Posteriormente, pueden volverse duros, verrugosos o arenosos y ásperos. 
  • Las áreas pueden ser más fáciles de sentir que de ver.

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería examinarán la piel para diagnosticar esta afección. Se puede tomar una biopsia de piel para ver si es cáncer.

Tratamiento

Algunas queratosis actínicas se convierten en cáncer de piel escamocelular. Procure que un médico le examine todos los tumores cutáneos tan pronto como los encuentre. Este profesional le dirá cómo tratarlos.

Los tumores o neoplasias se pueden extirpar por medio de:

  • Quemado (electrocauterización).
  • Raspado de la lesión y uso de la electricidad para destruir cualquier célula remanente (llamado legrado y electrodesecación).
  • Extirpación del tumor y suturas para colocar la piel de nuevo (llamado escisión).
  • Congelación (crioterapia, que congela y destruye las células).

Si tiene muchos de estos tumores cutáneos, el médico puede recomendar: 

  • Un tratamiento con láser llamado terapia fotodinámica.
  • Exfoliación de la piel.
  • Cremas para la piel, como 5-fluorouracilo (5-FU) e imiquimod.

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

Un pequeño número de estos tumores cutáneos se transforman en un tipo de cáncer de piel llamado carcinoma escamocelular.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si observa o siente un punto áspero o descamativo en la piel o si nota cualquier otro cambio cutáneo. 

Prevención

La mejor manera de reducir el riesgo de la queratosis actínica y del cáncer de piel es aprender cómo proteger la piel del sol y de la luz ultravioleta (UV).

Las medidas que se pueden tomar para reducir la exposición a la luz solar abarcan. 

  • Use ropa protectora, como sombreros, camisas de manga larga, faldas o pantalones largos.
  • Trate de evitar la exposición al sol durante el mediodía, cuando la luz ultravioleta es más intensa.
  • Use protectores solares de alta calidad, preferiblemente con un factor de protección solar (FPS) de por lo menos 15. Escoja un protector que bloquee tanto la luz tipo UVA como la tipo UVB.
  • Aplique protectores solares antes de salir al sol y vuelva a aplicarlos frecuentemente.
  • Use protectores solares durante todo el año, incluso en invierno.
  • Evite las lámparas solares, las cámaras bronceadoras y las salas de bronceado.

Otras detalles para tener en cuenta con respecto a la exposición al sol: 

  • La exposición al sol es más fuerte en o cerca de las superficies que reflejan la luz, como el agua, la arena, el concreto y las áreas pintadas de blanco.
  • La exposición al sol es más intensa a comienzos del verano.
  • La piel se quema más rápidamente a mayores altitudes.

Referencias

Habif TP, ed. Clinical Dermatology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:pp 812-818.


Soyer PH, Rigel DS, Wurm E MT: Bolognia JL, Jorizzo JL, Schaffer JV, et al, eds. Dermatology. 3rd ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2012:chap 108.



 

Version Info

  • Last reviewed on 11/20/2012
  • Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (18)