Prolactinoma

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un tumor hipofisario no canceroso (benigno) que produce una hormona llamada prolactina. Esto ocasiona la presencia de demasiada prolactina en la sangre.

Nombres alternativos

Adenoma secretante; Adenoma hipofisario secretor de prolactina

Causas

La prolactina es una hormona que activa las mamas para producir leche (lactancia).

El prolactinoma es el tipo más común de tumor hipofisario (adenoma): representa por lo menos el 30% de todos los adenomas de la hipófisis. Casi todos los tumores hipofisarios no son cancerosos (benignos). Un prolactinoma se puede presentar como parte de un trastorno hereditario llamado neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (NEM 1).

Los prolactinomas ocurren con mayor frecuencia en personas menores de 40 años. Estos tumores son más o menos cinco veces más comunes en mujeres que en hombres, pero son infrecuentes en los niños.

Por lo menos la mitad de todos los prolactinomas son muy pequeños (menos de 1 cm o 3/8 de una pulgada en diámetro). Estos pequeños tumores son más comunes en las mujeres. Además, permanecen pequeños y nunca crecen.

Los tumores más grandes son más comunes en los hombres. Tienden a ocurrir a una edad avanzada. El tumor puede crecer hasta un tamaño grande antes de que aparezcan los síntomas.

El tumor a menudo se detecta en una etapa más temprana en las mujeres que en los hombres.

Los medicamentos para el tratamiento de la función insuficiente de la tiroides (hipotiroidismo) y enfermedades mentales pueden elevar el nivel de prolactina. Esto puede causar síntomas similares a prolactinoma o un prolactinoma real.

Síntomas

En las mujeres:

  • Flujo de leche anormal de la mama en una mujer que no está embarazada ni lactando (galactorrea)
  • Sensibilidad en las mamas
  • Disminución del interés sexual
  • Disminución de la visión periférica
  • Dolor de cabeza
  • Infertilidad
  • Cesación de la menstruación sin relación con la menopausia o menstruación irregular
  • Cambios en la visión

En los hombres:

Los síntomas causados por presión de un tumor más grande pueden abarcar:

  • Dolor de cabeza
  • Flujo nasal
  • Náuseas y vómitos
  • Problemas con el sentido del olfato
  • Cambios en la visión como visión doble, párpados caídos o pérdida del campo visual

Es posible que no se presenten síntomas, particularmente en los hombres.

Pruebas y exámenes




Tratamiento

Un prolactinoma grande algunas veces puede crecer más durante el embarazo.

La cirugía se realiza en algunos casos cuando los síntomas son graves, como un empeoramiento repentino de la visión.

La radioterapia generalmente sólo se emplea en pacientes que presentan un prolactinoma que continúa o empeora después de tratarlo tanto con fármacos como con cirugía. Se puede administrar en forma de:

Grupos de apoyo

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico generalmente es excelente, pero depende del éxito de la terapia médica o de la cirugía. Es importante hacer exámenes para verificar si el tumor ha reaparecido después del tratamiento.

El tratamiento para el prolactinoma puede cambiar los niveles de otras hormonas en el cuerpo, especialmente si se realiza cirugía o radiación.

Los niveles altos de estrógeno o testosterona pueden estar involucrados en el crecimiento de un prolactinoma. A las mujeres con prolactinoma se les debe hacer un seguimiento cuidadoso durante el embarazo y deben hablar respecto a este tumor con su médico antes de tomar píldoras anticonceptivas.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda al médico si tiene algún síntoma de prolactinoma.

Si ha tenido un prolactinoma en el pasado, consulte con el médico para un control general o si los síntomas reaparecen.

Prevención

Referencias

Melmed S, Kleinberg D. Pituitary masses and tumors. In: Kronenberg HM, Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR, eds. Williams Textbook of Endocrinology. 12th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 9.

Version Info

  • Last reviewed on 11/7/2013
  • Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (35)