Hepatitis C

Toggle: English / Spanish

Definición

Es una enfermedad viral que lleva a hinchazón (inflamación) del hígado.

Otros tipos de hepatitis viral abarcan: 

Nombres alternativos


Causas

La infección de hepatitis C es causada por el virus de la hepatitis C (VHC). Usted puede contraer este tipo de hepatitis si la sangre de alguien con hepatitis C ingresa a su cuerpo.  La exposición puede ocurrir:  

Las personas en riesgo de hepatitis C  son aquéllas que:

  • Se inyectan drogas ilícitas o comparten agujas con alguien que tenga hepatitis C.
  • Hayan estado sometidas a diálisis renal durante mucho tiempo.
  • Tienen contacto frecuente con sangre en su trabajo (por ejemplo, un trabajador de la salud).
  • Tienen relaciones sexuales sin protección con una persona que padece hepatitis C.
  • Nacieron de una madre infectada con hepatitis C.
  • Recibieron una transfusión de sangre antes de julio de 1992.
  • Les hicieron un tatuaje o acupuntura con agujas que no se desinfectaron apropiadamente después de haber sido utilizadas en otra persona (el riesgo es muy bajo con profesionales que tengan una licencia o permiso para hacer tatuajes o acupuntura).
  • Recibieron un trasplante de órganos de un donante con hepatitis C.
  • Comparten elementos de uso personal, como cepillos de dientes o máquinas de afeitar, con alguien que tiene hepatitis C (menos común).
  • Recibieron una transfusión de sangre (infrecuente en los Estados Unidos).

Síntomas

La mayoría de las personas que estuvieron recientemente infectadas con hepatitis C no tienen síntomas. Algunas personas presentan amarillamiento de la piel (ictericia) que desaparece. La infección crónica por lo general no causa síntomas, pero se puede presentar cansancio, trastornos cutáneos y otros problemas. Las personas que tienen una infección prolongada (crónica) a menudo no tienen síntomas hasta que su hígado presenta cicatrización (cirrosis). La mayoría de las personas con esta afección están enfermas y tienen muchos problemas de salud.

Los siguientes síntomas se pueden presentar con la infección debida a hepatitis C:

  • Dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen
  • Hinchazón abdominal debido a líquido (ascitis)
  • Heces de color arcilla o pálidas
  • Orina turbia
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Picazón
  • Ictericia
  • Inapetencia
  • Náuseas y vómitos

Pruebas y exámenes

Los siguientes exámenes se hacen para verificar si hay hepatitis C:

  • Enzimoinmunoanálisis (EIA) para detectar anticuerpos contra la hepatitis C.
  • Análisis del ARN para hepatitis C con el fin de medir los niveles del virus (carga viral).

Se hacen pruebas genéticas para verificar el tipo de la hepatitis C (genotipo). Existen seis genotipos (del 1 al 6). Los resultados de los exámenes le pueden ayudar al médico a escoger mejor el tratamiento para usted.

Los siguientes exámenes se hacen para identificar y monitorear el daño al hígado a causa de la hepatitis C:

Tratamiento

Los medicamentos comunes utilizados son peginterferón y antivirales. Estos medicamentos tienen como objetivo: 

  • Ayudar al cuerpo a deshacerse del virus.
  • Reducir el riesgo de cirrosis y cáncer de hígado, que pueden resultar de la infección prolongada con el VHC.
Para que estos medicamentos funcionen mejor, es necesario tomarlos como lo indique el médico. Pregunte cuáles son los efectos secundarios que se pueden esperar y qué hacer si se presentan. 

Un trasplante de hígado se puede recomendar para personas que desarrollen cirrosis y cáncer de hígado. El médico puede darle más información sobre dicho trasplante.

Si usted tiene hepatitis C: 

  • No tome medicamentos de venta libre que no haya tomado antes sin consultar antes con su médico. También pregunte acerca de las vitaminas y otros suplementos.
  • No consuma alcohol ni drogas psicoactivas. El alcohol puede acelerar el daño a su hígado e igualmente puede reducir la eficacia de los medicamentos.
  • Pregúntele al médico si necesita vacunas para la hepatitis A y B.

Grupos de apoyo

Unirse a un grupo de apoyo puede ayudar a aliviar el estrés de padecer hepatitis C. Pregúntele al médico respecto a los grupos de apoyo y recursos para la enfermedad hepática en su área.

Expectativas (pronóstico)

La mayoría de las personas con infección de hepatitis C tienen la forma crónica. Las personas con los genotipos 2 o 3 tienen mayor probabilidad de responder al tratamiento que los pacientes con el genotipo 1.

El objetivo del tratamiento es reducir la probabilidad de daño hepático y cáncer de hígado. Una buena respuesta al tratamiento se produce cuando el virus ya no se detecta en la sangre después del tratamiento. Se están desarrollando medicamentos nuevos y más eficaces. Como resultado, más y más personas con el VHC son capaces de evitar el daño hepático grave e incluso el cáncer del hígado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Presenta síntomas de hepatitis
  • Cree que ha estado expuesto al virus de la hepatitis C

Prevención

Las medidas que se pueden tomar para prevenir la propagación de la hepatitis C de una persona a otra son: 

  • Los trabajadores de salud deben tener precauciones al manipular sangre.
  • No comparta agujas con nadie.
  • No se haga tatuajes o perforaciones corporales (piercing) ni tampoco acupuntura de alguien que no tenga un permiso o licencia.
  • No comparta artículos personales como cuchillas de afeitar y cepillos de dientes.
  • Practique las relaciones sexuales con precaución.
Si usted o su pareja están infectados con hepatitis C y han tenido una relación estable y monógama (sin otros compañeros), el riesgo de transmitir o contraer el virus de la otra persona es bajo. 

El virus de la hepatitis C no se contagia por contacto casual, como tomarse de las manos, besarse, toser o estornudar, amamantar, compartir utensilios de comida o vasos para beber.

Actualmente no existe ninguna vacuna para la hepatitis C.

Referencias

Ghany MG, Strader DB, Thomas DL, Seeff LB. American Association for the Study of Liver Diseases. Diagnosis, management, and treatment of hepatitis C: an update. Hepatology. 2009;49:1335-1374.

Jou JH, Muir AJ. In the clinic. Hepatitis C. Ann Intern Med. 2008;148:ITC6-1-ITC6-16.

O'Leary JG, Davis GL. Hepatitis C. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2010:chap 79.

Rosen HR. Clinical practice. Chronic hepatitis C infection. N Engl J Med. 2011;364(25):2429-38.

Version Info

  • Last Reviewed on 11/16/2012
  • George F. Longstreth, MD, Department of Gastroenterology, Kaiser Permanente Medical Care Program, San Diego, California. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (14)