Estimulación calórica

Toggle: English / Spanish

Definición

Es un examen en el que se utilizan diferencias en temperatura para diagnosticar daño al oído o al tronco del encéfalo.

Nombres alternativos

Prueba calórica; Prueba calórica con agua fría; Prueba calórica con agua tibia

Forma en que se realiza el examen

En este examen, se estimula el oído interno y los nervios cercanos instilando agua fría o tibia en el conducto auditivo externo en diferentes momentos. En raras ocasiones, este examen se hace utilizando aire en lugar de agua. La persona que hace el examen debe revisar el oído y especialmente el tímpano para verificar que esté normal antes de realizar dicho examen.

El examen se hace en un oído a la vez.

Cuando el agua fría entra al oído y el oído interno cambia la temperatura, debe causar movimientos oculares rápidos de lado a lado, llamados nistagmo. Los ojos deben moverse lejos del agua fría y regresar lentamente.

En seguida, se coloca agua tibia dentro del oído y los ojos deben moverse hacia el agua tibia y luego alejarse lentamente.

Los ojos se pueden observar de manera visual pero, con mucha frecuencia, este examen es parte de una electronistagmografía que usa parches llamados electrodos, colocados alrededor de los ojos, para detectar los movimientos. Una computadora registra todos los resultados.

Se puede utilizar agua helada si no hay respuestas.

Preparación para el examen

No ingiera una comida pesada antes del examen. Igualmente, evite lo siguiente al menos 24 horas antes del examen, ya que pueden afectar los resultados:

  • Alcohol
  • Medicamentos para las alergias
  • Cafeína
  • Sedantes

Sin embargo, no suspenda medicamentos sin consultarlo primero con el médico.

Lo que se siente durante el examen

A muchas personas les parece incómoda el agua fría en el oído. Se puede presentar vértigo breve pero intenso (algunas veces con náuseas) durante el examen. El vómito es infrecuente.

Razones por las que se realiza el examen

La estimulación calórica se realiza para revisar el nervio auditivo (acústico), el cual provee la audición y ayuda con el equilibrio. También se utiliza para evaluar partes del cerebro involucradas en el equilibrio.

Se puede recomendar este examen si usted tiene:

  • Mareo o vértigo
  • Hipoacusia que puede deberse a ciertos antibióticos
  • Vértigo

De igual manera, puede hacerse para buscar daño cerebral en personas en estado de coma.

Valores normales

Los movimientos rápidos de los ojos de un lado a otro deben ocurrir cuando se instila agua tibia o fría en el oído y deben ser similares en ambos lados.

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales quieren decir que puede haber un daño del nervio en el oído interno. Si no se presentan los movimientos rápidos de los ojos de un lado para otro, incluso después de instilar agua helada, puede haber daño al nervio, a los sensores del equilibrio del oído interno o al cerebro.

Los resultados anormales pueden deberse a:

  • Ateroesclerosis del suministro sanguíneo del oído.
  • Trastornos vasculares con sangrado (hemorragia).
  • Coágulos sanguíneos.
  • Daño al cerebro o al tronco del encéfalo.
  • Colesteatoma.
  • Trastornos congénitos (presentes al nacer).
  • Daño a los nervios del oído debido a ciertos antibióticos, medicamentos antipalúdicos, diuréticos y salicilatos.
  • Tumores del oído.
  • Intoxicación.
  • Rubéola que causa daño al nervio acústico.
  • Traumatismos.

El examen también se puede realizar para diagnosticar o descartar:

Riesgos

La presión exagerada del agua puede lesionar un tímpano previamente dañado, pero esto ocurre con poca frecuencia debido a que se mide la cantidad de agua que se va a utilizar.

La estimulación calórica no debe realizarse si el tímpano se encuentra roto (perforado), porque puede causar infección de oído. Tampoco debe realizarse durante un episodio de vértigo, ya que se pueden empeorar los síntomas.

Consideraciones

La estimulación calórica tiene aproximadamente un 80% de precisión para diagnosticar el daño del nervio como una causa de vértigo. Pueden ser necesarios otros exámenes para confirmar el diagnóstico.

Referencias

Baloh RW. Hearing and equilibrium. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 454.

Kerber KA, Baloh RW. Dizziness, vertigo, and hearing loss. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann Elsevier; 2008:chap 18.

Version Info

  • Last reviewed on 2/5/2011
  • David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by Joseph V. Campellone, MD, Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 20, 2014

         
Average rating (0)