Desprendimiento de retina

Toggle: English / Spanish

Definición

Es la separación de la membrana sensible a la luz, situada en la parte posterior del ojo (retina), de sus capas de soporte.

Nombres alternativos

Causas

La retina es el tejido transparente en la parte posterior del ojo que lo ayuda a uno a ver las imágenes enfocadas en ella por la córnea y el cristalino.

  • El tipo más común de desprendimientos de retina con frecuencia se debe a un desgarro o perforación en dicha retina, a través del cual se pueden filtrar los líquidos del ojo. Esto causa la separación de la retina de los tejidos subyacentes, muy parecido a una burbuja debajo de un papel decorativo. Esto casi siempre es causado por una afección llamada desprendimiento vítreo posterior. Sin embargo, también puede ser causado por un traumatismo y una miopía muy grave. Un antecedente familiar de desprendimiento de retina también incrementa el riesgo.
  • Otro tipo de desprendimiento de retina se denomina desprendimiento por tracción y se observa en personas con diabetes no controlada, cirugía previa de la retina o que tienen inflamación crónica.

Cuando se presenta el desprendimiento de retina, el sangrado proveniente de los vasos sanguíneos en el área puede causar opacidad en el interior del ojo, que normalmente está lleno con humor vítreo. La visión central puede resultar seriamente afectada si la mácula, la parte de la retina responsable de la visión fina, se desprende.

Síntomas

Pruebas y exámenes

Se hacen exámenes para verificar la respuesta de la retina y la pupila y la capacidad de uno para ver los colores apropiadamente. Estos exámenes pueden abarcar:

Tratamiento

La mayoría de los pacientes con un desprendimiento de retina necesitará cirugía, ya sea inmediatamente o después de un corto período de tiempo.

La cirugía puede no ser necesaria si usted no tiene síntomas o ha tenido el desprendimiento durante algún tiempo.

Algunos tipos de cirugía de desprendimiento de retina se pueden realizar en el consultorio del médico:

  • Se pueden utilizar láseres para sellar los desgarros o agujeros en la retina antes de que se produzca un desprendimiento de retina.
  • Si usted tiene un pequeño desprendimiento de retina, el médico puede colocar una burbuja de gas en el ojo. Esto se conoce como retinopexia neumática y le ayuda a la retina a flotar de nuevo en su lugar. El agujero se sella con un láser.

Los desprendimientos de retina más graves pueden requerir una cirugía en un quirófano. Tales procedimientos abarcan:

  • Introflexión o indentación escleral para empujar suavemente la pared del ojo hacia arriba contra la retina.
  • Vitrectomía para extraer el gel o el tejido cicatricial que tira de la retina, empleada para los desprendimientos o desgarros más grandes.

Los desprendimientos de retina por tracción se pueden vigilar por un tiempo antes de la cirugía. Si es necesaria la cirugía, por lo regular se hace la vitrectomía.

Ver también: reparación del desprendimiento de retina

Grupos de apoyo

Pronóstico

El pronóstico después de un desprendimiento de retina depende de la localización y magnitud del desprendimiento, al igual que del tratamiento oportuno. Si la mácula no sufrió daño, el pronóstico con el tratamiento puede ser excelente.

La mayoría de los desprendimientos de retina se pueden reparar, pero no todos. Usted no puede recuperar toda su visión después de la cirugía.

Posibles complicaciones

Un desprendimiento de retina causa pérdida de la visión. La cirugía para repararlo puede ayudar a recuperar algo de o toda la visión.

Cuándo contactar a un profesional médico

Un desprendimiento de retina es un problema urgente que requiere atención médica dentro de las 24 después de los primeros síntomas.

Prevención

Use anteojos protectores para prevenir traumatismo en los ojos y controle su glucemia cuidadosamente si tiene diabetes. Visite al oftalmólogo al menos una vez al año, en especial si tiene factores de riesgo para que se presente un desprendimiento de retina.

Referencias

Connolly BP, Regillo CD. Rhegmatogenous retinal detachment. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 23.

Williams GA, Aaberg TM Jr. Techniques of scleral buckling. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 59.

Sanislo SR, Blumenkranz MS. Diabetic vitrectomy. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 57.

Version Info

  • Last Reviewed on 09/16/2011
  • Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Franklin W. Lusby, MD, Ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.

This page was last updated: May 31, 2013

         
Average rating (11)